Separador
 
Sábado, 27 de Marzo de 2010




Inicio > Sala XI

SALA XI

Hasta el siglo XVI la cerámica española estuvo muy influida por las técnicas hispano-moriscas que dominaron en la Península Ibérica durante la Edad Media. El siglo XVI representa un cambio radical en la forma y el estilo de la industria alfarera, siendo los hornos de Talavera los pioneros a la hora de instaurar las técnicas renacentistas.

Las producciones que durante el siglo XVI y XVII llegaron a las casas de los lorquinos de está época podrían proceder de Sevilla, Talavera y de los alfares de la propia ciudad de Lorca.

Las piezas más habituales de los siglos XVI y XVII halladas en las excavaciones efectuadas en Lorca son de cerámica popular vidriadas en blanco, gris, melado, y sin decoración.

Tipos de cerámica:

  • cerámica de cocina (olla, cazuela, cuenco, mortero)
  • vajilla de mesa (escudilla, plato, jarra, salero)
  • cerámica para almacenamiento (tinaja, orza, cántaro)
  • otras cerámicas, entre las que destacan el lebrillo y el bacín

Los alfares de Lorca a partir del siglo XVII estaban situados en la calle Rambla y en la actual Avenida de Santa Clara, zona inmediata a la ciudad y al curso del Guadalentín, donde los alfareros podían suministrarse de agua.

Los típicos platos lorquinos son herederos de los platos del siglo XVIII, al igual que la ?jarra de novia? que es una evolución del jarro de picos del siglo XVII cuya superficie se decora y vidria.


Separador
Plaza de Juan Moreno s/n - 30800 Lorca (Murcia, España) -

© 2010 Museo Arqueológico Municipal de Lorca